Descubrir Rubí

Qué visitar

Más de mil años de historia y una ubicación privilegiada han dotado Rubí de un patrimonio material e inmaterial muy rico que podéis descubrir siguiendo las rutas que os proponemos. En este apartado, queremos destacar aquellos elementos que por diferentes motivos se han convertido en más representativos o simbólicos y que creemos que no podéis dejar de conocer.

Te proponemos visitar

Los museos de la ciudad

Museo municipal. Castell ecomuseo urbano: El Museo municipal de Rubí tiene por objetivo exponer y difundir la historia de la ciudad como patrimonio colectivo.

Museo Vallhonrat: El Museo Etnográfico Vallhonrat es una puerta al conocimiento del pasado, donde a menudo llegan piezas nuevas que nos ayudan a aprender de nuestros antepasados.
 

Monumentos modernistas

Entre 1910 y 1925 se construyeron la mayoría de casas y edificios modernistas de Rubí. La casas modernistas de nuestra ciudad fueron construidas por rubinenses que habían hecho fortuna en las Américas y querían demostrar su riqueza, o por industriales y nuevos ricos de Barcelona como segunda residencia en un Rubí que era todavía un pueblo rural, rodeado de naturaleza, bucólico, y después de la llegada del ferrocarril, aún más cercano a una Barcelona industrial y conflictiva.

Monumentos urbanos

Nuestra ciudad cuenta con varias esculturas y monumentos urbanos que se han convertido ya en referentes para sus habitantes. Cada uno de estos elementos tiene su significado y encontramos de artistas locales, que conmemoran hechos significados de nuestra historia o que homenajean figuras destacadas de nuestra ciudad o que han tenido alguna relación especial.

Iglesia de San Pedro

La iglesia aparece documentada por primera vez el 986 aunque, a partir de indicios surgidos de las excavaciones de la plaza del Doctor Guardiet, se cree que se construyó sobre un pequeño templo paleocristiano o visigodo. La iglesia románica de Sant Pere es una de las grandes muestras de arte medieval en Rubí, aunque se ven reflejadas las diferentes etapas constructivas que ha vivido entre los siglos XI y XIX. Durante la Guerra Civil se quemó la iglesia y muchos objetos de valor fueron destruidos. Una vez finalizada la guerra, se restauró el altar y de esta época es el retablo barroco que se encuentra en el altar mayor, esculpido por Rafael Solanic, escultor barcelonés discípulo de Esteve Monegal.


  Castillo de Rubí

El Castillo se encuentra en la parte de poniente de Rubí, sobre una colina que domina la población. Orientado de norte a sur, con la antigua puerta en la pared sur, ha sufrido diferentes modificaciones y transformaciones a lo largo de los años. El edificio tiene planta con forma de ele, cosa no muy habitual en la época para una fortaleza señorial, en la que el patio de armas quedaba en medio de los edificios. En la sala de la planta noble hay dos ventanas góticas datadas en el siglo XV y un peculiar grafito de la misma época que representa un barco. Actualmente, en el Castillo está el Ecomuseo Urbano, que acoge la exposición permanente Riera de Identidades, que presenta un viaje por la historia de Rubí en torno a la riera, protagonista desde los primeros pobladores hasta nuestros días.

Bodega Cooperativa

Durante el primer tercio del siglo XX, ciento diecinueve campesinos, motivados por el ambiente industrialista, fundaron una cooperativa para mejorar la calidad del vino procedente de las viñas rubinenses. La Bodega Cooperativa de Rubí fue fundada como institución dependiente de la Cámara Agrícola Oficial el 13 de diciembre de 1919. El arquitecto Cèsar Martinell i Brunet (Valls, 1888), discípulo de Gaudí y gran especialista en construcciones agrarias, fue el responsable de la construcción del edificio entre 1919 y 1921.La Bodega mantuvo su función de 1920 a 1988, año en que lo adquirió el Ayuntamiento y desde el cual se han desarrollado diferentes actividades, mayoritariamente de tipo cultural.

Informació del lloc

© Rubí Identitat, todos los derechos reservados - Nota Legal - Accesibilidad - Contacto